sábado, 29 de junio de 2013

Video Evangelio XIII Domingo del Tiempo ordinario (C)

«El que pone la mano en el arado y mira hacia atrás, 
no sirve para el Reino de Dios»


Evangelio según San Lucas 9,51-62. 

viernes, 28 de junio de 2013

LOS FUTUROS OBISPOS, SEGÚN EL PAPA FRANCISCO

El Papa Francisco recibió el 21 de junio a un numeroso grupo de representantes pontificios (nuncios reunidos en Roma con motivo del Año de la Fe). Entre otras cosas les dijo:

“Uno de los puntos mas importantes de vuestro servicio es la colaboración para el nombramiento de Obispos. 

Conocéis la célebre expresión que indica un criterio fundamental en la elección: “Si es santo, que ore por nosotros; si es docto, que nos enseñe; si es prudente, que nos gobierne”. 

En la delicada tarea de realizar los sondeos para los nombramientos episcopales, estad atentos a que los candidatos sean Pastores cercanos a la gente: este es el primer criterio. Pastores cercanos a la gente. Es un gran teólogo, una gran cabeza; que vaya a la universidad donde hará mucho bien. ¡Pastores! ¡Los necesitamos tanto! Que sean padres y hermanos, que sean humildes, pacientes y misericordiosos, que amen la pobreza interior como libertad para vivir el Señor y también exterior, con sencillez y austeridad de vida; que no tengan una psicología de “príncipe”. 

Estad atentos a que no sean ambiciosos, que no busquen el episcopado. Se dice que el Papa beato Juan Pablo II, en una primera audiencia con el Cardenal Prefecto de la Congregación de los Obispos, que le preguntó sobre los criterios de elección de estos, le contestó; “Volentes nolumus” (no queremos a los que lo desean). Los que buscan el episcopado no… eso no funciona. 

Que sean esposos de la Iglesia, sin estar en constante búsqueda de otra. Que sean capaces de “vigilar” la grey que se les ha confiado, de cuidar todo aquello que la mantiene unida, de velar por ella, de estar alerta, de estar atento ante los peligros que la amenacen, de cuidar la esperanza, para que haya… sol y luz en los corazones, de sostener con amor y paciencia los planes de Dios que actúa en medio de su pueblo. 

Que los pastores sepan que van delante del rebaño para indicar el camino, en medio de él para mantenerlo unido, detrás de él para evitar que ninguno se retrase y para que el mismo rebaño tenga, por así decirlo, el olfato para encontrar el camino. ¡El pastor debe moverse así!

Tomado de ZENIT
Remitido por Maximiliano de la Vega. Gracias

jueves, 27 de junio de 2013

lunes, 24 de junio de 2013

LA VERDADERA REVOLUCIÓN Papa Francisco


Una revolución para transformar la historia, tiene que cambiar en profundidad el corazón humano. Las revoluciones que han tenido lugar durante los siglos han cambiado sistemas políticos y económicos, pero ninguna de ellas ha cambiado realmente el corazón del hombre. La verdadera revolución, la que transforma radicalmente la vida, la ha hecho Jesucristo por medio de su resurrección.

Solemos creer que, cambiando las estructuras, podemos construir un mundo nuevo. La fe nos dice que sólo un corazón nuevo, regenerado por Dios, crea un mundo nuevo; un corazón de carne que ama, sufre y se alegra con los demás, un corazón lleno de ternura para los que, al llevar grabadas las heridas de la vida, sienten que están en la periferia de la sociedad.

Nosotros, que hemos descubierto la alegría de tener a Dios como Padre y de su amor por nosotros, ¿podemos permanecer de brazos cruzados delante de estos hermanos nuestros sin anunciarles el Evangelio?

Nosotros, que hemos encontrado en Jesucristo, muerto y resucitado, el sentido de la vida, ¿podemos ser indiferentes a esta ciudad que nos pide, quizá inconscientemente, una esperanza?

¡Somos cristianos, somos discípulos de Jesús no para encerrarnos en nosotros mismos, sino para estar abiertos a los demás, para ayudarles, para llevarlos a Cristo y custodiar cada criatura!

El demonio lanza todos los días en nuestros corazones la semilla del pesimismo y la amargura. Abrámonos al soplo del Espíritu Santo, que no deja de esparcir semillas de esperanza y confianza”.

Tomado de Alfa y Omega. 20 de junio de 2013
Catequesis en la inauguración del 
Congreso eclesial de la Diócesis de Roma
Enviado por Maximiliano de la Vega. Gracias

sábado, 22 de junio de 2013

Video Evangelio Domingo XII del tiempo Ordinario

"El Hijo del Hombre tiene que sufrir mucho y ser rechazado"


Evangelio según San Lucas 9,18-24. 

Un día Jesús se había apartado un poco para orar, pero sus discípulos estaban con él. Entonces les preguntó: «Según el parecer de la gente, ¿quién soy yo?»

Ellos contestaron: «Unos dicen que eres Juan Bautista, otros que Elías, y otros que eres alguno de los profetas antiguos que ha resucitado.»

Entonces les preguntó: «Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?» Pedro respondió: «Tú eres el Cristo de Dios.»

Jesús les hizo esta advertencia: «No se lo digan a nadie».

Y les decía: «El Hijo del Hombre tiene que sufrir mucho y ser rechazado por las autoridades judías, por los jefes de los sacerdotes y por los maestros de la Ley. Lo condenarán a muerte, pero tres días después resucitará.»

También Jesús decía a toda la gente: «Si alguno quiere seguirme, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz de cada día y que me siga.

Les digo: el que quiera salvarse a sí mismo, se perderá; y el que pierda su vida por causa mía, se salvará.

miércoles, 19 de junio de 2013

lunes, 17 de junio de 2013

El Amor raíz del ser


El amor es la raíz del ser;
del amor hemos nacido,
con amor fuimos criados,
por eso al Amor tendemos
y el Amor nos tiene entre sus brazos.

Enviado por Maximiliano de la Vega
Muchas gracias

sábado, 15 de junio de 2013

Video Evangelio XI Domingo tiempo ordinario

"...al que se le perdona poco, demuestra poco amor"

Evangelio según San Lucas 7,36-50.8,1-3. 

Un fariseo invitó a Jesús a comer. Entró en casa del fariseo y se reclinó en el sofá para comer. En aquel pueblo había una mujer conocida como una pecadora; al enterarse de que Jesús estaba comiendo en casa del fariseo, tomó un frasco de perfume, se colocó detrás de él, a sus pies,y se puso a llorar. Sus lágrimas empezaron a regar los pies de Jesús y ella trató de secarlos con su cabello. Luego le besaba los pies y derramaba sobre ellos el perfume.

Al ver esto el fariseo que lo había invitado, se dijo interiormente: «Si este hombre fuera profeta, sabría que la mujer que lo está tocando es una pecadora, conocería a la mujer y lo que vale.»
Pero Jesús, tomando la palabra, le dijo: «Simón, tengo algo que decirte.» Simón contestó: «Habla, Maestro.» Y Jesús le dijo:«Un prestamista tenía dos deudores: uno le debía quinientas monedas y el otro cincuenta.Como no tenían con qué pagarle, les perdonó la deuda a ambos. ¿Cuál de los dos lo querrá más?»

Simón le contestó: «Pienso que aquel a quien le perdonó más.» Y Jesús le dijo: «Has juzgado bien.»
Y volviéndose hacia la mujer, dijo a Simón: «¿Ves a esta mujer? Cuando entré en tu casa, no me ofreciste agua para los pies, mientras que ella me ha lavado los pies con sus lágrimas y me los ha secado con sus cabellos.

Tú no me has recibido con un beso, pero ella, desde que entró, no ha dejado de cubrirme los pies de besos.
Tú no me ungiste la cabeza con aceite; ella, en cambio, ha derramado perfume sobre mis pies.Por eso te digo que sus pecados, sus numerosos pecados, le quedan perdonados, por el mucho amor que ha manifestado. En cambio aquel al que se le perdona poco, demuestra poco amor.» Jesús dijo después a la mujer: «Tus pecados te quedan perdonados». Y los que estaban con él a la mesa empezaron a pensar: «¿Así que ahora pretende perdonar pecados?»

Pero de nuevo Jesús se dirigió a la mujer: «Tu fe te ha salvado, vete en paz.» Jesús iba recorriendo ciudades y aldeas predicando y anunciando la Buena Nueva del Reino de Dios. Lo acompañaban los Doce y también algunas mujeres a las que había curado de espíritus malos o de enfermedades: María, por sobrenombre Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de un administrador de Herodes, llamado Cuza; Susana, y varias otras que los atendían con sus propios recursos.


jueves, 13 de junio de 2013

sábado, 8 de junio de 2013

Video Evangelio X Domingo del tiempo ordinario

El Señor se compadeció de ella y le dijo: «No llores.»

Evangelio según San Lucas 7,11-17. 

viernes, 7 de junio de 2013

El Aborto Y El “Derecho” A Decidir

Los trabajos de reforma y para la reforma de la legislación española en materia de aborto están despertando la reacción visceral y aislada de los defensores del derecho al aborto. Nunca antes hablaron tan claro y se atrevieron a pronunciar con tanta nitidez la expresión derecho al aborto como está sucediendo en estos días. […].

El derecho a decidir o derecho de autodeterminación fue uno de los ejes ideológicos del Gobierno Zapatero. La reforma del Código Civil en materia de matrimonio, la reforma de la ley del divorcio y la reforma de la legislación en materia de aborto se construyeron sobre esta idea. En todos y cada uno de estos casos, se pretendió regular y proteger la soberanía de los individuos o el imperativo de su voluntad. Y se hizo desde el poder político, que, como tantas veces explicó este ex-presidente, no puede ser indiferente ni a las aspiraciones, ni a los cambios de una sociedad laica. Siempre podrá argumentarse –así lo hizo o lo siguen haciendo los defensores del derecho a decidir- que los cambios introducidos para acometer este proyecto ideológico, no son coactivos. Pero todos sabemos que cuando se legisla sobre derechos civiles individuales se generan relaciones legales de reciprocidad. La regulación legal de un derecho implica el cumplimiento de un deber respectivo. Y esto es lo que ha sucedido en materia de divorcio, aborto, matrimonio homosexual y derechos de igualdad referente a la mujer.

Esta concepción de la política se basa en el imperativo de la voluntad y en la primacía del yo. Por eso a este discurso no le sirven los argumentos legales o constitucionales. Quienes hacen del derecho de autodeterminación o derecho a decidir un derecho absoluto entienden que no hay leyes superiores, ni anteriores a las que atenerse. La Constitución española o la jurisprudencia constitucional dejan de ser una garantía para convertirse en coacción. Quienes hoy militan en estas tesis, apelan al derecho a disponer de sí mismos como expresión de una voluntad que no puede ser reprimida, puesto que se trata de un derecho real y originario o, lo que es lo mismo, de un derecho absoluto, imprescindible e irrenunciable que nace con el sujeto. Por eso, en materia de aborto, es tan importante desdibujar, hasta conseguir que desaparezca, la realidad tangible del hijo concebido. Los defensores del aborto como derecho jamás hablan del concebido y no nacido, porque de hacerlo tendrían que asumir que la libertad humana solo pude ejercerse teniendo en cuenta las múltiples vinculaciones en las que se desarrolla nuestra existencia.

Los defensores del derecho del aborto como expresión de libertad, ya sea consciente o inconscientemente, defienden una concepción individualista del ser humano y promueven una idea de libertad anárquica. Para ellos la libertad sin vínculos es la máxima expresión de la dignidad del hombre. Paradójicamente en este punto se han encontrado hoy los herederos de las viejas ideologías marxistas y liberal. Unos y otros sostienen que el derecho a decidir es la más alta manifestación del principio de autodeterminación moral en tanto que manifestación plena de libertad.

Los defensores del derecho a la vida debemos ser plenamente conscientes de que este sustrato ideológico o doctrinal es el que impregna nuestra sociedad. Ya no se trata de unas élites, sino de algo que ha sido interiorizado y a lo que urge dar una respuesta eficaz. Una sociedad en la que el ideal de vida es la desvinculación, la ausencia de deberes o la neutralización del principio de responsabilidad, y en la que los deberes de solicitud por el otro dependen única y exclusivamente de la voluntad individual, es una sociedad injusta, insolidaria y fragmentada. […].

María Teresa Compte Grau. Profesora de laUPSAM-Fundación Pablo VI
Tomado de ECCLESIA 1/6/2013
Enviado por Maximiliano de la Vega. Gracias

jueves, 6 de junio de 2013

domingo, 2 de junio de 2013