sábado, 31 de mayo de 2014

Video Evangelio Solemnidad de la Ascención del Señor

·Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos·


Evangelio según San Mateo 28,16-20. En aquel tiempo, los once discípulos fueron a Galilea, a la montaña donde Jesús los había citado.
Al verlo, se postraron delante de el; sin embargo, algunos todavía dudaron.
Acercándose, Jesús les dijo: "Yo he recibido todo poder en el cielo y en la tierra.
Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,
y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Y yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo".

Inscripciones Catequesis 2014-2015

Este año se abre el plazo para apuntarse a las catequesis de la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen el Domingo después de Corpus Christi: : 29 de Junio del 2014, tras la misa de 12:00 AM.

Se recuerda a los padres que solo se admitirá la inscripción de niños que estén empadronados en la zona de la Parroquia y los Gallos. Por lo tanto es necesario presentar el certificado de empadronamiento correspondiente.

viernes, 30 de mayo de 2014

LA PASTORAL DE LA FAMILIA ES MUCHO MÁS AMPLIA

Habla el Papa, en el avión de vuelta de Tierra Santa

“No me ha gustado que muchas personas, incluso de la Iglesia, hayan dicho: El Sínodo es para dar la Comunión a los divorciados que se han vuelto a casar”, ha afirmado el Papa en la rueda de prensa a bordo del avión que le traía de vuelta de Tierra Santa. De hecho, el próximo Sínodo de los Obispos abordará tanto la belleza como los desafíos de la pastoral familiar en su conjunto. 

Éstas son las palabras del Papa: “El próximo Sínodo de los Obispos será sobre la familia, sobre el problema de la familia y sobre sus riquezas y situación actual. La exposición preliminar que hizo el cardenal Kasper tenía cinco capítulos: cuatro sobre las cosas bellas de la familia y sobre su fundamento teológico. El quinto capítulo era sobre el problema pastoral de las separaciones, la nulidad matrimonial, los divorciados… y aquí entra el problema de la Comunión. No me ha gustado que muchas personas –incluso de la Iglesia, sacerdotes- hayan dicho: El sínodo es para dar la Comunión a los divorciados que se han vuelto a casar. Me ha parecido que todo se reducía a la casuística. No, el asunto es más amplio. Hoy –lo sabemos-, la familia está en crisis mundial. Los jóvenes no se casan, conviven. El problema pastoral de la familia es más amplio. Me ayuda algo que el Papa Benedicto ya dijo en tres ocasiones: `hay que estudiar los procesos de nulidad matrimonial, estudiar la fe con la que una persona va al Matrimonio y aclarar que los divorciados no están excomulgados –muchas veces son tratados así-´. El Sínodo será sobre la familia: su riqueza, sus problemas, soluciones, nulidades…, pero todo junto.

¿Por qué un Sínodo sobre la Familia? Elegir el tema del Sínodo fue una experiencia espiritual muy fuerte. Al principio, iba a ser la continuación del Sínodo sobre la evangelización, pero poco a poco se acabó hablando sobre la familia, la aportación de la familia, lo que lleva Cristo a la familia… Estoy seguro que el Espíritu del Señor nos guió hasta este punto, porque la familia tiene hoy necesidad de mucha ayuda pastoral”.

Tomado de Alfa y Omega 29 de mayo de 2014
Enviado por Maximiliano de la Vega. Gracias

jueves, 29 de mayo de 2014

sábado, 24 de mayo de 2014

Video Evangelio 6º Domingo de Pascua

"él les dará otro Paráclito para que esté siempre con ustedes: 
el Espíritu de la Verdad"

Evangelio según San Juan 14,15-21. 

 En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Si ustedes me aman, cumplirán mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y él les dará otro Paráclito para que esté siempre con ustedes: el Espíritu de la Verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque no lo ve ni lo conoce. Ustedes, en cambio, lo conocen, porque él permanece con ustedes y estará en ustedes. No los dejaré huérfanos, volveré a ustedes. Dentro de poco el mundo ya no me verá, pero ustedes sí me verán, porque yo vivo y también ustedes vivirán. Aquel día comprenderán que yo estoy en mi Padre, y que ustedes están en mí y yo en ustedes. El que recibe mis mandamientos y los cumple, ese es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él".

viernes, 23 de mayo de 2014

FAMILIAS FUERTES, SOCIEDAD FELIZ En marcha hacia el Sínodo de octubre. Noticias.


El Papa Francisco se ha puesto al frente de los trabajos preparatorios del Sínodo de los Obispos, que se celebrará del 5 al 19 de octubre próximo, para abordar “Los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización”. 

La semana pasada el Papa presidió el Consejo Ordinario del Sínodo que elabora, durante estos días, el primer borrador del “Intrumentum Laboris” sobre el que trabajarán los Padres sinodales. El borrador, que recoge las respuestas que han dado las Iglesias particulares al cuestionario enviado en noviembre pasado, “se ha estudiado a fondo y se han añadido sugerencias surgidas durante el debate”, en el que ha intervenido el Santo Padre, según afirma un comunicado de la Santa Sede. Además, se ha presentado “una nueva metodología sinodal que se seguirá durante el desarrollo de la Asamblea General Extraordinaria”, lo que sin duda recogerá el deseo del Papa Francisco de dotar de más colegialidad y representatividad a las Iglesias particulares en las decisiones de gobierno de la Iglesia. En la reunión presidida por el Papa, estuvieron presentes el Relator General del Sínodo, cardenal Peter Erdö, y el Secretario Espacial, monseñor Bruno Forte, junto a los cardenales André Vingt-Trois, arzobispo de París, y Raymundo Damasceno, arzobispo de Aparecida (Brasil), que participaron como Presidentes delegados para el Sínodo.

Precisamente otro de los Presidentes delegados del Sínodo, el cardenal Tagle, arzobispo de Manila, participó, la semana pasada en la Conferencia Asiática sobre la Familia, que se celebró en la capital de Filipinas para conmemorar el trigésimo aniversario de la Carta de los Derechos de la Familia. En su mensaje a este Encuentro –en el que participaron varios miles de religiosos, educadores y fieles laicos-, el Santo Padre recordó que “la familia es la célula de la sociedad” en la que “se aprende a vivir con los demás a pesar de nuestras diferencias”.

La Declaración final de la Conferencia Asiática señaló graves amenazas que se ciernen hoy sobre la familia, como la contracepción y la mentalidad anticonceptiva, así como la extensión del materialismo, el divorcio, el aborto, o el reconocimiento de las parejas del mismo sexo; y también destacó que, “si la pobreza causa un grave daño a la familia, la riqueza [uno de los fenómenos ligados al despegue económico en algunas zonas de Asia] también destruye a las familias, por el hedonismo y la extravagancia”. Por el contrario, “la Iglesia es hoy la mayor protectora de la familia”, por lo que es necesario el testimonio de más familias “que acepten a Cristo e imiten su amor”. Al final, “debemos elegir entre la vida y la muerte de la familia. Si obedecemos la ley de Dios en nuestros corazones, viviremos”, concluye la Declaración.

También se ha celebrado estos días el vigésimo aniversario del Año Internacional de la Familia, declarado por Naciones Unidas en 1994. Para conmemorarlo, el Presidente del Consejo Pontificio para la Familia, monseñor Vicencio Paglia, se dirigió a miembros del Departamento de Asuntos Sociales y Económicos del Consejo Social y Económico de la ONU, en Nueva York, para recordar que “la Historia muestra que es la familia la que ha hecho posible lo que llamamos comúnmente desarrollo. En los momentos difíciles, han sido las familias las principales promotoras de la educación, el emprendimiento y la ayuda mutua”. También ha recordado que, a lo largo del tiempo, la familia se ha organizado de diferentes maneras, “pero siempre respetando las dimensiones hombre-mujer y padres-hijos.”, por lo que es necesario alentar esta institución básica como “lugar del misterio de la vida y de la Historia en el que el individuo está protegido y la sociedad está protegida contra la fragmentación”.

Monseñor Paglia también ha participado en la presentación del lema del Encuentro Mundial de las Familias Filadelfia 2015: El amor es nuestra misión: La familia plenamente viva. Monseñor Charles Chaput, arzobispo de Filadelfia, explicó así el lema: “De la misma manera que la gloria de los hombres y mujeres es su capacidad de amar como Dios ama, no existe mejor manera de explicar el significado del amor que la familia”, explicó.

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo.
Tomado de Alfa y Omega 22 de mayo de 2014
Enviado por Maximiliano de la Vega. Gracias

miércoles, 21 de mayo de 2014

sábado, 17 de mayo de 2014

MISAS EN EL POBLADO DE SANCTI PETRI

Hoy por fin estaremos en la iglesia del poblado de Sancti Petri después de su restauración, la Iglesia ha quedado preciosa y nos espera la Virgen del Carmen  atunera que vuelve a su casa después de muchos años. las misas son sábados a las 8 de la tarde y domingos a las 11 y 12 de la mañana la foto es de la iglesia .

Video Evangelio Quinto Domingo de Pascua

"Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. 
Nadie va al Padre, sino por mí."

Evangelio según San Juan 14,1-12.

Jesús dijo a sus discípulos: "No se inquieten. Crean en Dios y crean también en mí. En la Casa de mi Padre hay muchas habitaciones; si no fuera así, se lo habría dicho a ustedes. Yo voy a prepararles un lugar. Y cuando haya ido y les haya preparado un lugar, volveré otra vez para llevarlos conmigo, a fin de que donde yo esté, estén también ustedes. Ya conocen el camino del lugar adonde voy". 

Tomás le dijo: "Señor, no sabemos adónde vas. ¿Cómo vamos a conocer el camino?". 
Jesús le respondió: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mí." 
Si ustedes me conocen, conocerán también a mi Padre. Ya desde ahora lo conocen y lo han visto". 
Felipe le dijo: "Señor, muéstranos al Padre y eso nos basta". 
Jesús le respondió: "Felipe, hace tanto tiempo que estoy con ustedes, ¿y todavía no me conocen? El que me ha visto, ha visto al Padre. ¿Como dices: 'Muéstranos al Padre'? 
¿No crees que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí? Las palabras que digo no son mías: el Padre que habita en mí es el que hace las obras. 
Créanme: yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Créanlo, al menos, por las obras. 
Les aseguro que el que cree en mí hará también las obras que yo hago, y aún mayores, porque yo me voy al Padre."

miércoles, 14 de mayo de 2014

lunes, 12 de mayo de 2014

ALEGRÍA PASCUAL DE MARÍA

“Regina Coeli” del lunes de la Octava de Pascua 28-4-2014

¡Feliz Pascua! “Cristós anesti ¡Alethós anesti! -¡Cristo ha resucitado! ¡Verdaderamente ha resucitado!”. ¡Está entre nosotros, aquí, en esta plaza! Durante esta semana podemos seguir intercambiando el saludo pascual, como si se tratara de un solo día. Es el gran día que alumbró el Señor.

El sentimiento dominante que aflora de los relatos evangélicos de la Resurrección es la alegría llena de estupor, ¡pero de un gran estupor! ¡La alegría que sale de dentro! Y en la liturgia revivimos el estado de ánimo de los discípulos por la noticia que las mujeres habían transmitido: ¡Jesús ha resucitado! ¡Nosotras lo hemos visto!

Dejemos que esta experiencia grabada en el Evangelio, se grabe también en nuestros corazones y se trasluzca también en nuestra vida. Dejemos que el estupor gozoso del Domingo de Pascua se irradie en los pensamientos, en las miradas, en las actitudes, en los gestos y en las palabras… ¡Ojalá fuéramos tan luminosos! ¡Pero no se trata de un maquillaje! Sale de dentro, de un corazón inmerso en la fuente de esta alegría, como el de María Magdalena, que lloró por la pérdida de su Señor y no creía a sus propios ojos al verlo resucitado. Quien vive esta experiencia se convierte en testigo de la Resurrección, porque, en cierto sentido, él mismo, ella misma, ha resucitado. Entonces se vuelve capaz de llevar un “rayo” de la luz del Resucitado a las diferentes situaciones: a las felices, haciéndolas aún más hermosas y preservándolas del egoísmo; a las dolorosas, llevando serenidad y esperanza.

Durante esta semana nos vendrá bien tomar el libro de los Evangelios y leer los capítulos que hablan de la Resurrección de Jesús. ¡Nos vendrá muy bien! Tomar el libro, buscar esos capítulos y leerlos. También nos vendrá bien, durante esta semana, pensar en la alegría de María, la Madre de Jesús. 

De la misma manera que su dolor fue íntimo, hasta el punto de traspasar su alma, así también fue su alegría íntima y profunda, y de ella pudieron participar también los discípulos. El corazón de María, tras pasar por la experiencia de la muerte y de la resurrección de su Hijo –vistas, en la fe, como la expresión suprema del amor de Dios-, se convirtió en fuente de paz, de consuelo, de esperanza, de misericordia. Todas las prerrogativas de nuestra Madre proceden de ahí, de su participación en la Pascua de Jesús. Desde el viernes hasta la mañana del domingo, ella no pedió la esperanza: la hemos contemplado como Madre dolorosa, pero también, al mismo tiempo, como Madre llena de esperanza. Ella, la Madre de todos los discípulos, la Madre de la Iglesia, es Madre de esperanza.

Le pedimos a ella, testigo de la muerte y la resurrección de Jesús, que nos introduzca en la alegría pascual. Lo haremos mediante el rezo de Regina Coeli, que sustituye al Ángelus durante el Tiempo Pascual.

              Palabras del Papa Francisco Tomado de ECCLESIA 26-4-2014
Remitido por Maximiliano de la Vega. Gracias :)

sábado, 10 de mayo de 2014

Video Evangelio Cuarto Domingo de Pascua

"Yo soy la puerta. El que entra por mí se salvará; podrá entrar y salir, y encontrará su alimento."


Evangelio según San Juan 10,1-10.

Jesús dijo a los fariseos: "Les aseguro que el que no entra por la puerta en el corral de las ovejas, sino por otro lado, es un ladrón y un asaltante. El que entra por la puerta es el pastor de las ovejas. El guardián le abre y las ovejas escuchan su voz. El llama a cada una por su nombre y las hace salir. Cuando las ha sacado a todas, va delante de ellas y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz. Nunca seguirán a un extraño, sino que huirán de él, porque no conocen su voz". 

Jesús les hizo esta comparación, pero ellos no comprendieron lo que les quería decir. Entonces Jesús prosiguió: "Les aseguro que yo soy la puerta de las ovejas. Todos aquellos que han venido antes de mí son ladrones y asaltantes, pero las ovejas no los han escuchado. Yo soy la puerta. El que entra por mí se salvará; podrá entrar y salir, y encontrará su alimento. El ladrón no viene sino para robar, matar y destruir. Pero yo he venido para que las ovejas tengan Vida, y la tengan en abundancia."

miércoles, 7 de mayo de 2014

sábado, 3 de mayo de 2014

Video Evangelio. Tercer Domingo de Pascua



Evangelio según San Lucas 24,13-35.

Ese mismo día, dos de los discípulos iban a un pequeño pueblo llamado Emaús, situado a unos diez kilómetros de Jerusalén. En el camino hablaban sobre lo que había ocurrido. Mientras conversaban y discutían, el mismo Jesús se acercó y siguió caminando con ellos. Pero algo impedía que sus ojos lo reconocieran. El les dijo: "¿Qué comentaban por el camino?". Ellos se detuvieron, con el semblante triste, 
y uno de ellos, llamado Cleofás, le respondió: "¡Tú eres el único forastero en Jerusalén que ignora lo que pasó en estos días!"
"¿Qué cosa?", les preguntó. Ellos respondieron: "Lo referente a Jesús, el Nazareno, que fue un profeta poderoso en obras y en palabras delante de Dios y de todo el pueblo, y cómo nuestros sumos sacerdotes y nuestros jefes lo entregaron para ser condenado a muerte y lo crucificaron. Nosotros esperábamos que fuera él quien librara a Israel. Pero a todo esto ya van tres días que sucedieron estas cosas. Es verdad que algunas mujeres que están con nosotros nos han desconcertado: ellas fueron de madrugada al sepulcro 
y al no hallar el cuerpo de Jesús, volvieron diciendo que se les habían aparecido unos ángeles, asegurándoles que él está vivo. Algunos de los nuestros fueron al sepulcro y encontraron todo como las mujeres habían dicho. Pero a él no lo vieron". 

Jesús les dijo: "¡Hombres duros de entendimiento, cómo les cuesta creer todo lo que anunciaron los profetas! ¿No era necesario que el Mesías soportara esos sufrimientos para entrar en su gloria?" Y comenzando por Moisés y continuando con todos los profetas, les interpretó en todas las Escrituras lo que se refería a él. Cuando llegaron cerca del pueblo adonde iban, Jesús hizo ademán de seguir adelante. 
Pero ellos le insistieron: "Quédate con nosotros, porque ya es tarde y el día se acaba". El entró y se quedó con ellos. Y estando a la mesa, tomó el pan y pronunció la bendición; luego lo partió y se lo dio. 
Entonces los ojos de los discípulos se abrieron y lo reconocieron, pero él había desaparecido de su vista. 
Y se decían: "¿No ardía acaso nuestro corazón, mientras nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?". 

En ese mismo momento, se pusieron en camino y regresaron a Jerusalén. Allí encontraron reunidos a los Once y a los demás que estaban con ellos, y estos les dijeron: "Es verdad, ¡el Señor ha resucitado y se apareció a Simón!". Ellos, por su parte, contaron lo que les había pasado en el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.